Aislapol: Conciencia verde con nueva gerencia de Sustentabilidad, excelencia operacional e ingeniería

Ser una empresa líder y que está en la memoria de todos  por generaciones demuestra el compromiso de Aislapol y sus trabajadores por una relación más cercana con los consumidores y además por el cuidado del medio ambiente. 

Para hablar del cuidado del medio ambiente que está desarrollando Aislapol con su nueva gerencia de sustentabilidad, excelencia operacional e ingeniería, hay que ir un poco más arriba, y comentar que son parte del Grupo Alfa de México, empresa adherida a los criterios ESG, que son  acuerdos donde cada letra tiene un sentido. E, es por Enviroment (medio ambiente), S por Social, y G por Governance (gobierno), que hoy son la referencia para la inversión socialmente responsable.

La conciencia verde de Aislapol ahora se formalizó con la nueva gerencia sustentabilidad, excelencia operacional e ingeniería, pero esto ya venía con un camino recorrido hace bastante tiempo por parte de la administración de la empresa.

Y según indica Eduardo Fernández, quien lidera esta nueva gerencia, “esto ha significado que Aislapol siguiendo los postulados de la casa matriz, ha tomado acciones en lo que se refiere a su relación con el medio ambiente”. 

El gerente indicó que como Aislapol están realizando diversas acciones para cuidar el medio ambiente, como “invertir en comprar calderas de última tecnología, para hacer más eficiente el proceso y reducir las emisiones”. Y para disminuir el consumo de electricidad idearon una modificación en la jornada laboral. 

Además, negociaron un contrato con una empresa proveedora de electricidad, para que la corriente eléctrica que llegue a la empresa sea producida mediante fuentes limpias. Es así como “durante todo el año 2022, Aislapol se abasteció de energía limpia desde la central Cerro Dominador, y por lo tanto la emisión de CO2 de nuestra energía fue cero”. 

Y en el aspecto social, están haciendo sus fábricas más inclusivas, y Eduardo Fernández destaca que están trabajando en que los baños y todas nuestras dependencias cuenten con acceso universal, y estamos modificando las instalaciones para permitirlo. También estamos realizando acercamiento con juntas de vecinos y escuelas”, y precisa que están trabajando junto a una escuela en Puerto Montt, donde “instalamos un punto limpio y estamos trabajando en la implementación de un invernadero con la comunidad escolar” 

Fernández destacó que “la excelencia operacional tiene relación a cómo hacemos las cosas cada vez mejor, para ser más eficientes”, y destacó que son procesos “donde estamos aplicando LEAN y el sistema 5S”. Y respecto a la ingeniería, explicó que es un área que está “enfocada en los procesos internos de la compañía, principalmente en el tema de maquinarias, usos y desarrollos”. 

Aislapol y la Ley REP 

La Ley de Responsabilidad Extendida del Productor tiene varios tópicos o áreas, como son los neumáticos, baterías y artículos digitales, por mencionar algunos. El gerente de sustentabilidad indicó que para “Aislapol lo que nos toca es la parte dedicada a los envases y embalajes, y al igual que cualquier empresa debemos hacernos responsables de estos, y los declaramos”, pero agregó que como empresa están llevando esto a un nuevo nivel y precisó que “estamos buscando darles una segunda vida a esos productos, mediante su uso como materia prima para generar nuevas materias primas en el desarrollo de otras manufacturas plásticas. Al final de cuentas es una economía circular” 

Además, destacó que en Aislapol “hemos implementado puntos de reciclaje en nuestras plantas, donde recibimos el material que viene del mercado como envases y embalajes, y dependiendo de las características con las que venga, lo direccionamos, volviendo a aprovechar los restos en un nuevo producto”.

Aislapol y la construcción 

Para Eduardo Fernández, uno de los grandes problemas de la construcción “es la gran cantidad de residuos que genera, porque si ves una obra sobran muchos materiales, es por eso que en Aislapol estamos realizando propuestas para reducir estos residuos. El primer paso que estamos dando en esa senda es entregar las planchas dimensionadas, con el objetivo de que no haya remanente de los productos”. 

También están orientando sus manufacturas hacia la industrialización de la vivienda, y lo ejemplifica con dos productos increíbles de la empresa, como son el soporte para tinas y los paneles SIP, y el gerente explica que “la idea es generar menos residuos y colaborar con la productividad de la obra”. 

Y el gerente de sustentabilidad, excelencia operacional e ingeniería destacó que “buscamos atacar el problema raíz, por lo cual no nos estamos enfocando en ir a la obra a recibir los residuos de plumavit, sino que nos estamos enfocando en cómo hacemos para que en la obra se generen menos residuos de plumavit”. Y agregó que “si nosotros entregamos una plancha dimensionada, todo el material sobrante lo reciclamos en nuestras plantas, mientras que en la obra esta se pierde”. 

Fernández indicó que “hoy día hemos desarrollado toda la ingeniería para reprocesar esos productos, así que esperamos que las traigan a los puntos de reciclaje que tenemos en nuestras plantas, pero tienen que venir limpias y no contaminadas con otros productos”. 

Y destaca que “la mayor contaminación de una casa no es cuando se construye, sino que cuando se usa, y pongo como ejemplo que si se utiliza como calefacción parafina en una casa que puede durar 50 años, durante todo este tiempo se va a estar quemando combustible para calefaccionar, pero si esa vivienda se aísla térmicamente, la cantidad de combustible que se va a usar para calefaccionar es muchísimo menor”. Y agrega que en Europa se han logrado viviendas “con emisión cero, que, con solo calor de la TV o el computador, ya es suficiente para temperar la casa”. 

Es por eso que Fernández reflexiona de que “cuando hablamos de los productos Aislapol en la vivienda hay que mirarlo en una perspectiva de largo plazo, porque las emisiones de CO2 son muchísimo más bajas cuando aíslas la vivienda”.

El gerente de sustentabilidad, excelencia operacional e ingeniería de Aislapol finalizó indicando que “por estos días estamos lanzando al mercado un nuevo producto. Se trata de poliestireno expandido pero con características de biodegradación acelerada”, y destaca que “lo que antes tomaba muchos años en degradarse, hoy puede, en un lapso de 3 o 4 años, biodegradarse completamente, sin generar microplásticos ni contaminar». 

Eduardo Fernández concluyó destacando que “así, todo el producto que, por cualquier motivo no pueda ser recolectado por las empresas y que llegue a vertedero, podrá entonces biodegradarse”.