AISLAPOL: LA RECETA DEL ÉXITO PARA SER líder en la industria, SU EQUIPO HUMANO

Tecnología, calidad, visión y el compromiso de sus trabajadores es lo que ha hecho de esta empresa una de las principales en el país.

PDF entrevista completa

Aislapol es líder indiscutido de la industria, tan así que uno de sus principales productos, la plancha de Plumavit, se transformó en el nombre genérico para las planchas de poliestireno expandido, mostrando la importancia e influencia que ha tenido en el país.

Para lograr este posicionamiento, la fuerza de trabajo desde el gerente hasta los operarios, han aportado para ser los líderes indiscutidos del mercado y es por eso que en esta oportunidad queremos conocer qué es lo que hace a esta empresa lo que es.

Es por eso que generamos tres preguntas, que fueron respondidas por colaboradores de distintas áreas y sucursales de la empresa, y conocer de primera voz el compromiso, motivación y liderazgo que los caracteriza y hoy los mantiene líderes del mercado.

¿Cuánto tiempo llevas en Aislapol, y cómo ha sido tu carrera dentro de la empresa?

Paulo Bravo

Llevo casi 19 años en Aislapol, ingresé el 04 de noviembre del 2004, luego de realizar la práctica profesional como ingeniero eléctrico en el departamento de mantenimiento de la planta en Santiago. Me llamaron para realizar un reemplazo de 3 meses como administrativo de mantenimiento, y a los dos meses me pasaron a planta, es decir, con contrato indefinido.

A principios del 2008 me ascendieron a Supervisor Eléctrico de la planta Santiago, donde además empecé a involucrarme en temas de energías y costos de producción. En marzo de 2009, fui promovido al área administrativa como Analista de Control de Gestión, donde tuve que aprender todo del mundo de la administración y finanzas, en un proceso de continuo aprendizaje y nuevos desafíos. Es ahí donde tuve la oportunidad de trabajar con tres gerentes generales distintos, como esos antiguos chistes, un brasileño, un argentino y un chileno…

En 2013, tomé la responsabilidad de Marketing y Ventas de Embalaje, algo completamente nuevo, pero ya con la confianza suficiente para afrontarlo de la mejor manera, al poco tiempo el grupo BASF puso a la venta el negocio del EPS en América y a Aislapol también. En ese momento ahí pasé a trabajar en la venta de la empresa, lo que finalmente ocurrió el 31 de marzo de 2015.

Tras eso pasé a ser el responsable de Administración y Finanzas, con todos los desafíos de una empresa ya funcionando, pero con un nuevo RUT, lo que fue toda una travesía. Paralelamente empecé a ser parte del equipo que lideró la compra de la que hoy es Styropek Chile SpA.

A principios de 2016 me invitaron a participar en la terna para elegir el nuevo Gerente General de Aislapol, posición en la que me desempeño desde el 15 de abril de 2016, la cual me ha retado a seguir perfeccionándome y mejorando día a día.

María Paz Quezada
.Actualmente llevo nueve años en Aislapol, ingresé como analista de activo fijo en diciembre de 2014 a un equipo de contabilidad en el cual éramos todos nuevos, porque ingresamos en tiempos en que Aislapol pasó a ser parte del grupo Styropek. Después de cuatro años asumí como supervisora contable, por primera vez tenía un equipo de analistas. Desde 2020 estoy en cargo de Coordinador de Administración y Finanzas asumiendo la responsabilidad de contabilidad, finanzas, TI y Compras.

Hans Schaa
Ingresé a la empresa en el año 1995, cuando Aislapol era una división de negocios de BASF en Chile. Fui contratado como Ejecutivo comercial del área construcción; posteriormente, a lo largo de estos 28 años, he ido asumiendo roles tales como Coordinador del negocio construcción, Coordinador del negocio acuícola, Coordinador de Innovación y Desarrollo hasta llegar a mi cargo actual, de Gerente Comercial y de Innovación & Desarrollo.
Aislapol es una empresa que se caracteriza por ofrecer oportunidades de crecimiento ilimitado a los colaboradores, estimulando el estudio y aprendizaje, colaborando con su desarrollo profesional y preocupados de ofrecer un excelente clima laboral. Estas condiciones promueven la mejora continua, facilitan la innovación y generan un alto grado de compromiso de los colaboradores. Nuestra empresa es un gran lugar para trabajar.

German Alvarez
Llevo 13 años en Aislapol. Partí como operador de moldeado en el año 2009, donde aprendí el funcionamiento del área, luego me cambié al área de corte donde comencé a manejar gran parte de las máquinas con las que cuenta esa área, durante este tiempo participé en proyectos de calidad como Six Sigma y algunos otros para proponer mejoras en los procesos. Luego, en 2012, pasé a formar parte del equipo de Prevención de Riesgos, debido a que recientemente había terminado mi carrera de Ingeniero en Prevención de Riesgos, Calidad y Medio Ambiente, cargo que me brindó la oportunidad de darme a conocer hacia las áreas administrativas de Aislapol, donde vieron mi desempeño y me ofrecieron la oportunidad de pasar a formar parte del equipo de Customer Service como Analista de Ventas, donde me desempeñé ingresando pedidos, realizado seguimiento a los requerimientos de clientes y, adicional a mis funciones, me dieron la oportunidad de presentar indicadores de gestión del área en la reunión mensual que realizaban los liderazgos de Aislapol.
Posterior a esto asumí el cargo de Analista Comercial, donde mi función se volcó un poco más al análisis de los negocios, del mercado, desarrollo de indicadores y de información para la toma de decisiones en las áreas comerciales; en paralelo a esto, cambié mi rumbo en cuanto a mi formación y comencé a estudiar ingeniería de Ejecución en Gestión Industrial, y en Aislapol asumí el cargo de Analista de Marketing, donde trabajé de la mano con las áreas comercial en el desarrollo de estrategias de negocios y análisis de los mercados. Luego asumí la posición de Analista de Planeación y Control de Gestión, cargo el cual fue un gran desafío para mí, debido a la envergadura del puesto. En este cargo principalmente me encargué de llevar los indicadores de Aislapol, estados, análisis de los negocios y resultados de cada área comercial, lo que es información vital para la empresa en cuanto a la toma de decisiones. Fue en esta área donde tuve uno de mis grandes desafíos laborales, que fue el desarrollo del proyecto de la planta Punta Arenas, proyecto que culminó de forma exitosa y actualmente se encuentra operando en la zona.
En el año 2021 me dieron la oportunidad de tomar el liderazgo del área logística como Jefe, cargo en el cual realizamos diferentes mejoras en los procesos, participamos en proyectos como por ejemplo la integración de un camión eléctrico a la flota de despacho y trabajamos en mejorar la forma que se entregaba el servicio del área hacia los clientes, tanto internos como externos. Gracias a los resultados obtenidos, me dieron la oportunidad de asumir el liderazgo de las áreas productivas como Jefe de Producción, donde al igual que en logística, realizamos diferentes cambios en los procesos, aumentamos la productividad de las áreas, trabajamos fuertemente en las estrategias de costos y en mejorar el nivel de servicio ofrecido por el área producción, y finalmente en 2023 me dieron la oportunidad de asumir el liderazgo de la planta como Jefe de Planta para Aislapol Santiago, donde nos encontramos trabajando en diferentes proyectos que apuntan a la modernización y digitalización de procesos, con enfoque en excelencia operacional, servicio y estrategias de costos.
Jorge Vallejos
Llevo trabajando 12 años y 6 meses, ingresé a la empresa el cuatro de febrero de 2011, y recuerdo que mi llegada fue súper motivadora, entre haciendo la práctica en BASF Chile (Aislapol pertenecía al grupo BASF en ese entonces) y el ambiente laboral me encantó. Eran también mis primeros meses de trabajar en áreas administrativas, ya que venía de otro rubro. Cuando pasé a Aislapol fui recibido por un gran equipo de trabajo, y se mantenía el buen clima laboral, que es lo que me agradaba. Además, tenía como jefe directo a Paulo Bravo, una de las personas más motivadoras que he tenido dentro de la empresa, quien me enseñó a creer en mí y a potenciar mis habilidades.
Llegué como asistente contable (enviando las facturas a los clientes), después trabajé como asistente comercial, asistente de controlling, asistente de marketing, analista de costo, ingeniero de proyecto y actualmente como Jefe de planta de Aislapol en Punta Arenas.
Aislapol siempre me ha mantenido motivado porque es una empresa que apoya profesional y humanamente a sus colaboradores. Me ayudaron mucho a crecer y a llegar a donde estoy, y así seguiré, dando todo para que esta empresa le vaya bien donde sea, por lo mismo me vine a Punta Arenas (soy de Santiago), porque creí en este proyecto y sentí que podía ser un gran aporte cuando el comité ejecutivo me eligió para venir hacerme cargo. Es en este último cargo donde he tenido que poner en práctica lo que había aprendido los últimos años, que no ha sido fácil, pero nada de lo que he logrado sería sin el gran equipo que tenemos en Punta Arenas, gente comprometida con Aislapol.

A lo largo de tu paso por Aislapol, ¿cuánto ha cambiado y qué hitos consideras que son importantes de señalar respecto al desarrollo y crecimiento de la empresa?

Paulo Bravo
Ha evolucionado bastante, hay muchos procesos que antiguamente eran manuales y que hoy están automatizados. En términos de seguridad industrial también hemos avanzado mucho, y con varios cambios, como por ejemplo en la ropa y zapatos de trabajo. Comercialmente hablando, volvimos a estar “presentes” en el mercado, veníamos con una cultura muy reactiva de ventas, debido al fuerte posicionamiento del pasado, pero los tiempos cambiaron y tuvimos que adaptarnos a este mercado mucho más competitivo, lo cual no fue nada fácil. 
Considero que los hitos más importantes son: uno el cambio de grupo controlador, el cual trajo consigo un cambio en la orientación del negocio. Y el segundo hito es nuestra nueva planta en Punta Arenas, con la cual seguimos acompañando el crecimiento de nuestros clientes de la industria acuícola.
María Paz Quezada
Un importante hito de Aislapol en estos últimos años fue la instalación de una planta en Punta Arenas, en tiempos de pandemia, lo cual ha permitido la entrega de nuestros productos en la zona austral.
German Alvarez
Uno de los hitos importantes de Aislapol ha sido la apertura de la planta de Punta Arenas, donde con el compromiso de acompañar a sus clientes en su crecimiento, Aislapol se sumó a ellos para expandir su fabricación hacia la zona austral de Chile.

Hans Schaa
En estos años he sido testigo privilegiado de los múltiples cambios ocurridos en nuestra compañía. La irrupción de la tecnología, por ejemplo, hizo que nuestra forma de hacer negocios cambiase radicalmente: el mercado es hoy, gracias a estas y otras mejoras, mucho más dinámico, rápido y demandante, lo que nos desafía continuamente a innovar no sólo en productos y servicios, sino también en las diversas formas de satisfacer los requerimientos de nuestros clientes, de la mano con la legislación y tendencias de respeto y cuidado del ambiente, vinculándose con la comunidad y gestionando los recursos de nuestra empresa para ofrecer mejores productos que contribuyan de verdad a mejorar la vida de las personas.
Un hito muy relevante para nosotros ocurrió en el año 2015, ya que nuestra empresa dejó el alero de BASF y pasó a pertenecer a Styropek, parte del grupo Alfa, una de las mayores empresas de México y Latinoamérica. Este cambio significó para nosotros asumir un alto grado de responsabilidad y en estos ya ocho años operando, nos hemos adaptado y hemos adoptado una forma de trabajo nueva, desafiante y gratificante. Hemos afianzado nuestra participación en el área acuícola, incorporando tecnología en nuestra planta de Puerto Montt y expandiendo nuestra operación a Magallanes, en donde abrimos una nueva planta en Punta Arenas que ya está operando desde hace tres años en la zona. Hemos incorporado nuevos productos al mercado farmacéutico, fortalecido lazos con clientes del área industrial y somos hoy parte de diversas asociaciones gremiales, lo que nos permite estar al día de las tendencias del mercado y colaborar con nuestro conocimiento técnico y visión de negocios del rubro al que pertenecemos.
Nuestra compañía opera y atiende diversos segmentos de mercado, tales como construcción, industrial, acuícola, agrícola, etc. Cada uno de ellos presenta sus propias singularidades, pero tienen todos algo en común: demandan de los proveedores, un alto grado de compromiso, satisfacción, servicio y responsabilidad social. El hecho de que Aislapol esté operando ya desde hace casi 60 años en Chile dice mucho acerca del grado de confianza que el mercado deposita en nosotros y todos los colaboradores nos sentimos orgullosos de poder responder adecuadamente a nuestros clientes, para lo cual trabajamos en mejorar día a día nuestra forma de hacer las cosas. En Aislapol pensamos que siempre se puede mejorar y actuamos de forma consecuente con este principio, buscando y promoviendo la mejora continua y la innovación a todo nivel. Esta inquietud por mejorar y hacer las cosas de forma distinta, en conjunto con el increíble equipo humano que la conforma es, creo yo, la clave del éxito de nuestra compañía.

Jorge Vallejos
Harto ha cambiado en los 12 años que he estado, Gerentes Generales, cargos que desaparecieron y otros que se han creado de acuerdo a las necesidades que la empresa ha tenido. Personas que han crecido profesionalmente y ahora tienen cargos de jefatura o Gerencia, es lo que me agrada de Aislapol, que cree en sus trabajadores y los potencia.A lo largo de estos 12 años creo que hay dos hitos importantes a destacar, la venta de Aislapol al grupo Styropek de México, el mayor fabricante de EPS del continente americano, y la tercera planta de Aislapol, situada en Punta Arenas, un anhelo que costó, pero se hizo posible bajo la gerencia de Paulo Bravo.

Si Aislapol tuviera que representar tu aporte, apoyo y compromiso, ¿qué te gustaría que dijera?

Paulo Bravo
Me gustaría que dijera que bajo mi dirección la empresa logró sortear momentos difíciles, como el estallido social y luego la pan- demia. Además, que creció, pero no solo en números, sino también en calidad humana. Que me viera como un referente, para seguir creciendo y generando cambios, siendo un ejemplo o modelo a seguir para que muchos puedan seguir creciendo y desarrollándose en Aislapol.
María Paz Quezada
Me gustaría que destacarán mi compromiso con Aislapol y con mi equipo de trabajo.
Germán Álvarez
Aislapol constantemente está reconociendo el aporte de uno como colaborador de la organización. En lo particular, me gustaría que destacarán mi compromiso y dedicación con la empresa, porque cuando algo te apasiona dedicas todos tus esfuerzos en mejorar lo que ya existe para obtener mejores resultados y eso es lo que me mueve hoy en Aislapol, también me gustaría que destacarán mi compromiso con el equipo de trabajo que me acompaña y me ha acompañado durante este largo camino en la organización.
Hans Schaa
Las personas deseamos ser recordadas y trascender por las cosas buenas que hicimos en determinado momento o ante cualquier circunstancia, y en nuestro rol de trabajadores y miembros de una empresa el concepto es similar. En mi caso particular, me sentiría realizado si en algún momento logré incentivar la curiosidad, el deseo de aprender y el gusto por hacer el trabajo diario del mejor modo posible, tal y como me ha sucedido a mí a lo largo de estos años en Aislapol, en donde muchos compañeros de trabajo, ya sea que aún están o no en la empresa, han influido positivamente en la forma de ejercer adecuadamente mi función.
Creo que el impacto e influencia positiva sobre las personas que nos rodean, ya sea en el núcleo familiar, social o laboral, es por lejos, el más importante y cada quien, desde el rol que nos toca jugar en la compañía, tiene algún grado de responsabilidad para ayudar a otros a crecer y desarrollarse. Agradezco enormemente la posibilidad de trabajar de cerca con los increíbles talentos con los que contamos en la empresa y el poder gestionarlos adecuadamente y aprender de ellos, me parece el más gratificante de los trabajos.